fbpx

Seleccionar página

COVID-19: Precauciones en las primeras salidas a la calle

COVID-19: Precauciones en las primeras salidas a la calle

Tras el debate sobre si dejar o no salir a los niños a la calle, finalmente se ha dado luz verde para que los menores de 14 años puedan salir a dar paseos de hasta una hora y alejarse como máximo un kilómetro de casa, siempre acompañados de un adulto con el que compartan vivienda. El permiso está concedido, pero hay que respetar las recomendaciones de seguridad.

¿Pueden salir a la calle todos los niños?

Todos los niños menores de 14 años tienen derecho a partir del Domingo 26 de abril a salir a la calle a dar un paseo en un horario entre las 9 y las 21 horas, siempre acompañados de un adulto responsable a cargo (padre, madre, alguno de sus hermanos mayores, etc. ), siempre que sea mayor de 18 años y conviva con el niño. Cada cuidador estará al cargo de un máximo de 3 niños

Además, se permite a los niños de entre 15-18 años ir a los supermercados, farmacias y otros comercios así dispuestos para cumplir las necesidades básicas familiares.

¿Cuánto tiempo pueden salir a la calle?

Los niños menores de 14 años podrán salir una vez al día durante una hora a la calle, para realizar algo de ejercicio y respirar un poco de aire libre después de este largo período de confinamiento. No obstante, las medidas de seguridad seguimos teniendo que respetarlas, guardando las distancias de seguridad y evitando que los niños vayan a zonas de juego común como los parques.

Es tan solo un paseo para que los niños puedan ejercitar su mente y su imaginación a la vez que realizar algo de ejercicio aeróbico. Esto también ayuda al desarrollo cognitivo de los más pequeños, que son los que verdaderamente más se van a beneficiar de este paseo y de poder liberar ese estrés que se produce al estar todo el día encerrado.

¿Pueden llevar balones, bicicletas o juguetes?

Se podrán sacar a la calle todos estos elementos para que los niños se entretengan, siempre de una manera responsable y que no se salgan del control de sus progenitores o cuidadores. Ningún juguete podrá ser, sin embargo, de uso común, para no aumentar la exposición al virus.

Al llegar a casa, debemos lavar las manos de niños y mayores, así como desinfectar estos juguetes que hayan salido también a la calle. Se debe evitar que los niños toquen juguetes o columpios de zonas comunes. 

¿Qué medidas de seguridad deben llevar los niños y sus cuidadores?

Las mismas que tomaríamos los mayores, a sabiendas de que en ocasiones es difícil controlar a los niños o ponerles una mascarilla, aunque está recomendado en todos los mayores de 3 años. Aunque no tengan el mismo riesgo que los mayores de desarrollar enfermedad grave, sí tienen el mismo riesgo de contagiarse, por lo que tendremos que ser cautos. Evitar el contacto con zonas que hayan podido ser contaminadas, higiene de manos al salir y al llegar a casa, mantener la distancia social de 1,5 metros y desinfectar los elementos con una alta exposición: juguetes o zapatos, entre otros.

Precauciones al salir a la calle con niños durante el coronavirus

¿Se puede salir a donde queramos?

Los parques estarán cerrados y la orden es de no salir más lejos de un kilómetro de casa. Recordamos que aunque ya se permite salir a estos niños que pueden verse especialmente necesitados de esta actividad, esto no quiere decir que ya se haya levantado el confinamiento. Todos debemos cumplir estrictamente el horario estipulado y extremar las medidas de seguridad para no permitir otra ola de contagios

NUESTRAS RECOMENDACIONES

  • No ilusionarlos: los niños van a disfrutar mucho de su primera salida a la calle y probablemente la recuerden para el resto de sus vidas, pero de lo que van a tener ganas es de salir a correr y jugar con sus amigos, a echarse un partido o hacerle trenzas en el pelo a una amiga. La realidad es bien distinta: no solo no van a poder hacerlo, sino que el tiempo que van a poder estar en la calle es limitado y en cuanto se acabe hay que volver a casa, por mucha pataleta que tengan. Es por eso que tenemos que explicarles detalladamente qué pueden y qué no pueden hacer, mediante estímulos positivos como “yo sé que una niña tan mayor y tan buena como tú va a ser capaz de hacerlo” o premiándoles cuando lleguen a casa si hacen las cosas bien.
  • Ensayar las medidas de seguridad: esta anticipación permitirá a los niños ser más cautelosos y respetar estas normas que, a veces, pueden no entender bien. Hacer un cursillo sobre cómo ponerse y no ponerse la mascarilla, recordar que lo primero que hay que hacer nada más llegar a casa es ir a lavarse las manos, incluso practicar la distancia de seguridad en casa, con una cinta adhesiva en el suelo, por ejemplo. Puede crearse un juego en el que los niños se tengan que proteger del malvado virus con mascarillas mágicas para proteger a las personas mayores. 
  • Pasear, disfrutar y jugar: es un buen momento para ofrecerles juegos a los niños: cualquier actividad, por básica que sea, que los mantenga entretenidos y puedan despejarse un poco de la monotonía a la que nos hemos acostumbrado. Esto mejorará su concentración y tardarán menos en hacer los deberes, les da algo que pensar y les permitirá dormir mejor.
  • Un buen momento para aprender: porque al fin y al cabo, el juego es el mejor de los aprendizajes. Los padres podemos llevar preparados ciertas actividades para estimular la atención del niño y mejorar su cognición: jugar al “veo-veo”, no se pueden pisar las líneas de las baldosas de la calle, hacer un mapa del trayecto que vamos a hacer y que marque con un punto todos los árboles que vea, etc. El niño tiene que centrarse en lo que le corresponde para su edad: jugar

Bibliografía

Sobre el Autor

El pediatra en casa

El pediatra en casa, blog de pediatría del Doctor Emilio Villa Alcázar y su equipo de pediatras del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOBRE LA POLÍTICA DE COMENTARIOS:

Responsable: Doctor Villa, El pediatra en casa | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento